Ambiente enrarecido en el ayuntamiento de Torremolinos

7 Febrero 2012

Varias son las acciones que están llevando a cabo en los últimos días los grupos municipales de la oposición en el ayuntamiento de Torremolinos como respuesta a actuaciones del equipo de gobierno de PP. Si hace una semana nos hacíamos eco de una nota de prensa del PSOE en la que denunciaba —junto con Izquierda Unida— el hecho de que el mencionado equipo de gobierno lleva dos meses consecutivos sin celebrar pleno ordinario, vulnerando la ley y en la que advertía de la posibilidad de emprender acciones legales contra el consistorio, ayer mismo lo que se ponía en conocimiento público era la aprobación hoy, en Comisión Informativa de Economía, del traspaso de ciertas competencias que tenía encomendadas el pleno, concretamente la delegación a la Junta de Gobierno —integrada al completo por el Partido Popular— del establecimiento y modificación de los precios públicos correspondientes a los servicios a cargo del Patronato Municipal de Deportes.

Así mismo, en la citada Comisión Informativa se ha aprobado la una operación de tesorería a corto plazo que según el equipo de gobierno servirá para hacer frente a necesidades transitorias de tesorería. En este caso, el préstamo solicitado asciende a 3 millones de euros, pero se autoriza la posibilidad de solicitar cuantas operaciones de crédito sean precisas hasta un límite de 23 millones de euros. Para el concejal del grupo municipal socialista Javier Pérez es “abusivo que de nuevo el ayuntamiento pida otro crédito y que la tónica en los últimos plenos celebrados sea prácticamente solicitar préstamos y más préstamos, en vez de poner en marcha otro tipo de iniciativas para sanear las arcas municipales, siendo los populares incapaces de reconocer la mala gestión económica que están llevando a cabo en los últimos años”. Apoya sus afirmaciones en el hecho de que en el pleno extraordinario celebrado el pasado 5 de enero también se dio el visto bueno a otra operación de tesorería mediante un préstamo de 14,5 millones de euros, con la finalidad de amortizar otro crédito a corto plazo de 7,3 millones de euros y de un remanente de tesorería para pago de nóminas del personal del ayuntamiento.

Por su parte, en la mañana de ayer, el coordinador provincial de Izquierda Unida, José Antonio Castro, acompañado de los ediles de la coalición en el ayuntamniento, anunció en rueda de prensa que pedirán amparo al nuevo subdelegado del Gobierno para que inste al alcalde de Torremolinos, Pedro Fernández Montes, a cumplir la legalidad y a convocar plenos que permitan a la ciudadanía y a la oposición conocer y aportar propuestas e iniciativas. En caso de que el edil del PP no haga caso al responsable del Gobierno en Málaga, Izquierda Unida acudirá al Tribunal Superior de Justicia de Andalucía.
data:newerPageTitle data:olderPageTitle