El impago de cuatro cuotas de la seguridad social por parte del Gobierno anterior incrementa la deuda con la Tesorería

El equipo de Fernández Montes, dejó de pagar en febrero de 2015.

El Ayuntamiento de Torremolinos ha visto incrementado la deuda con la seguridad social en más de ocho millones de euros. Esta cantidad, sumada a la ya existente, sitúa la cifra en 68.988.629,45 euros, por lo que la Tesorería general sigue siendo el máximo acreedor del consistorio.

Este incremento responde a los intereses de demora más el sobrecoste por las cuotas impagadas del equipo de gobierno anterior, que dejaron de hacer frente al pago de cuatro cuotas de más de 735 mil euros mensuales. El concejal delegado de Hacienda, Pedro Pérez, considera que “este es el último regalo que el exalcalde ha dejado a este equipo de gobierno, al Ayuntamiento y a los ciudadanos de Torremolinos por el incumplimiento de su compromiso y ahora tenemos que acordar con la seguridad social el pago aplazado, con lo que la deuda aumentará hasta los 70 millones de euros”

En este sentido, el concejal señala que en ese momento los populares podían tener otras prioridades, pero no debían esperar en ningún caso a tener pendientes cuatro pagos. Pérez señala que “venían unas elecciones y seguramente sabían que esta situación la iban a resolver otros y por si fuera poco actualmente niegan la evidencia y la ruina a la que ellos mismos nos han llevado”

A pesar de haber abonado una cuota de las pendientes, al día de hoy se deben cinco atrasadas por un total de 3.677.720,55 euros.

Otras deudas pendientes se refieren al Ayuntamiento de Málaga, Agencia Tributaria, Diputación Provincial o la propia Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Occidental, además de una decena de entidades financieras a las que se les está abonando un total de 59.732.964 euros en concepto de préstamos, de los cuales más de 40 millones se refieren a préstamos a largo plazo, hasta el año 2026. En total son 24 los préstamos bancarios que se están pagando, así como más de un centenar los procesos judiciales abiertos contra el Ayuntamiento, lo que puede abocar en un aumento considerable de la deuda general, que se estableció de forma provisional en casi doscientos millones de euros, cantidad superada en la actualidad.
data:newerPageTitle data:olderPageTitle