El Ayuntamiento de Torremolinos adelanta la campaña de playas 2016

La campaña ‘Por un baño seguro’ se ha puesto en marcha hoy miércoles 1 de junio y se desarrollará hasta el 30 de septiembre.

El Ayuntamiento de Torremolinos ha activado hoy miércoles 1 de junio y hasta el 30 de septiembre la campaña de playas 2016, adelantando así el dispositivo quince días con respecto a la pasada temporada. De esta manera se pone en marcha el plan de seguridad que cuenta con 27 socorristas de Protección Civil, seis torres de vigilancia, cinco puestos de socorro, cuatro vehículos para tareas de salvamento, tres motos scooter, una ambulancia de soporte vital básica, un vehículo VIR medicalizado de traslado rápido, dos motos acuáticas de rescate, así como tres embarcaciones neumáticas.

“Con respecto al verano 2014, hemos ampliado un mes más la campaña de playas, ya que queremos alargar la temporada turística, de forma que vecinos y turistas dispongan de todos los servicios durante más tiempo y mejor”, ha asegurado César Carrasco, concejal de Playas, quien ha anunciado que de nuevo el barco quitanatas entra en funcionamiento hasta final de temporada, con el “objetivo de que nuestras aguas tenga una calidad excelente”. Con estas medidas se “pretende alcanzar el objetivo de diez años sin víctimas durante la campaña de playas de nuestro municipio”, ha finalizado Carrasco.

Entre las novedades de esta campaña se encuentra además la instalación en la playa de La Carihuela de una nueva pérgola para personas con diversidad funcional, en la que se facilita el traslado y la asistencia al baño a través de triciclos acuáticos, así como ducha y vestuario adaptados. Además el litoral torremolinense contará con dos parques acuáticos flotantes en el mar y cuatro ludotecas.

'Por nn baño seguro’: pulseras identificativas
También desde hoy da comienzo la campaña ‘Por un baño seguro’, mediante la que los usuarios podrán descargar a través de un código QR colocado en cada torre de las playas de Torremolinos un documento con consejos para un baño seguro, en el que se incluyen advertencias tan necesarias como saber identificar las banderas avisando del estado del mar, cómo conseguir salir de una corriente de resaca una vez dentro del mar así como los teléfonos de emergencia.

Como cada año desde estas torres de vigilancia se repartirán pulseras identificativas de niños y toda persona que lo necesite, que por primera vez estarán identificadas por colores según la ubicación de cada torre. Con esta medida se pretende agilizar y acortar el tiempo de búsqueda del menor o la persona perdida, que serán identificadas y entregadas a las familias más fácilmente por tener el color de la torre en la que los tutores se encuentren.

Estos brazaletes de plástico son impermeables y cuentan con un autocierre, en ellos se podrá escribir con rotulador indeleble el número de teléfono o referencia para que, en caso de descuido o pérdida, los socorristas puedan identificar una vez en la zona correcta por el color que tenga la pulsera, a los progenitores o responsables de la persona extraviada.
data:newerPageTitle data:olderPageTitle