Torremolinos incorpora a sus 21 vigilantes de playa dedicados a la seguridad del litoral

Por primera vez en veinte años una mujer formará parte de este cuerpo especial de protección en verano, que esta temporada durará 15 días más.

Un total de 21 vigilantes de playa se han incorporado hoy lunes 13 de junio a su tareas de protección de cara a la campaña estival, que esta temporada se alargará 15 días más en comparación con 2015, alargando así sus funciones hasta el 30 de septiembre. Este cuerpo especial de protección en verano, que por primera vez en 20 años incorpora a una mujer, trabajará con el objetivo de mantener los más de 7 kilómetros de litoral seguros, así como la lucha contra la venta ambulante ilegal en el paseo marítimo. Estas labores se realizarán a pie o en segway para una mayor agilidad y rapidez en las intervenciones.

La iniciativa se une al Plan de Playas 2016, dentro de la que se enmarca la campaña ‘Por un baño seguro’. De esta manera, se pone en marcha un programa que cuenta con 27 socorristas de Protección Civil, seis torres de vigilancia, cinco puestos de socorro, cuatro vehículos para tareas de salvamento, tres motos scooter, una ambulancia de soporte vital básica, un vehículo VIR medicalizado de traslado rápido, dos motos acuáticas de rescate, así como tres embarcaciones neumáticas.

Entre las novedades de esta campaña se encuentra además la instalación en la playa de La Carihuela de una nueva pérgola para personas con diversidad funcional, en la que se facilita el traslado y la asistencia al baño a través de triciclos acuáticos, así como ducha y vestuario adaptados. Además el litoral torremolinense contará con dos parques acuáticos flotantes en el mar y cuatro ludotecas.

Dentro de la campaña ‘Por un baño seguro’, los usuarios podrán descargar a través de un código QR colocado en cada torre de las playas de Torremolinos un documento con consejos para un baño seguro, en el que se incluyen advertencias tan necesarias como saber identificar las banderas avisando del estado del mar, cómo conseguir salir de una corriente de resaca una vez dentro del mar así como los teléfonos de emergencia.
data:newerPageTitle data:olderPageTitle