El Ayuntamiento eliminará los elementos que dificultan la visión de la Torre Pimentel del Bajondillo para poner en valor el monumento BIC y su entorno

En otoño comenzarán las obras de remodelación del pavimento y el mobiliario de los alrededores de la Cuesta del Tajo para mejorar paisajísticamente la zona que rodea a la torre

El Ayuntamiento acometerá diversas acciones urbanísticas en la Cuesta del Tajo y alrededores para reducir la afección visual en el entorno de la Torre Pimentel, también conocida como Torre de los Molinos, en el barrio del Bajondillo, y poner en valor el monumento y su entorno. Este otoño comenzarán las obras de remodelación de la Cuesta del Tajo, hasta la calle Peligro, subvencionadas por la Diputación Provincial. El objetivo es armonizar paisajísticamente el entorno inmediato de la Torre Pimentel, que está declarada Bien de Interes Cultural (BIC) en una actuación que va a necesitar de la colaboración del vecindario, para armonizar la cartelería de los establecimientos y embellecer el entorno de la torre y uno de los lugares más transitados de la ciudad. Estos trabajos estarán acompañados de un seguimiento arqueológico de las obras, para evitar cualquier posible pérdida de los valores históricos y arqueológicos de Torremolinos.

El Plan de Inversiones del Ayuntamiento, que próximamente iniciará su ejecución, tiene como objetivo entre otras actuaciones revitalizar y poner en valor la Cuesta del Tajo, calle Peligro y Bajondillo. Además, se aprovecharán las actuaciones para eliminar las afecciones visuales más directas de la Torre Pimentel.

Conservación del travertino de los tajillos y recuperación del Molino de la Bóveda
El Consistorio tiene especial interés en conservar los restos del travertino que forman los tajillos o acantilados que quedan sin ocultar por las edificaciones, por recuperar el Molino de la Bóveda y lograr un entorno que enriquezca la visión de la torre nazarí y del paisaje desde esta atalaya. Las delegaciones de Cultura y Urbanismo del Ayuntamiento quieren recordar a los propietarios, inquilinos y comerciantes que existe un riguroso control de las obras e instalaciones que puedan incidir o dificultar la visión de la Torre Pimentel, en aplicación de la legislación vigente. El Ayuntamiento adoptará además medidas para controlar las construcciones e instalaciones que por su altura, volumetría o distancia puedan perturbar su percepción: las necesarias para infraestructuras, suministros, generación, consumo energético, telecomunicaciones, rótulos, señales y publicidad exterior, señalización municipal y de tráfico, mobiliario urbano y de hostelería y recogida de residuos urbanos.

También se controlarán las obras que puedan afectar a la percepción visual de la torre, así como la cartelería comercial y hostelera, las infraestructuras privadas en fachadas y cubiertas como antenas o tendederos de ropa, las canalizaciones, señales urbanas, expositores, sombrillas, marquesinas, tenderetes ambulantes y mesas y sillas de los bares y restaurantes.

La Delegación de Urbanismo municipal ha iniciado diversos procedimientos administrativos para eliminar elementos que perjudican la visión de la Torre de los Molinos, de propiedad municipal, declarada BIC por la Junta de Andalucía, tales como toldos, carteles, rótulos y señales, entre otros. En las actuaciones previstas se contempla la supresión de una serie de elementos que obstaculizan el libre acceso al mirador conocido como Las Cañoneras.

El Consistorio avisó a la Consejería de Cultura de la existencia de un informe urbanístico fechado el 16 de febrero de 2017 sobre la afección visual en el entorno de la Torre de los Molinos. Consta además un certificado de la secretaría general sobre la referencia al BIC en el inventario de bienes inmuebles municipales y un proyecto básico de rehabilitación y conservación de la Torre Pimentel, de diciembre de 2014, formulado por un técnico municipal. Por último, el Ayuntamiento ha diseñado y presentado un proyecto de actuaciones para la peatonalización y remodelación en la zona del centro histórico y comercial de la ciudad, en el entorno de la torre, que autoriza las obras de ejecución.

Una de las cinco torres de Málaga datadas en época medieval
La torre tiene 18 metros de altura, con una base totalmente maciza. Está dividida en tres partes, con dos estancias que ocupaban los torreros que se encargaban de la vigilancia de la costa desde la Edad Media. Formaba parte del sistema defensivo del Reino Nazarí de Granada y es una de las cinco torres datadas en la época medieval, de las 21 que se conservan en total en la provincia de Málaga.

Con estas actuaciones, la Delegación de Urbanismo responde a las reclamaciones vecinales, tras recibir el pasado 9 de marzo una petición para realizar un informe detallado sobre hechos, instalaciones y actuaciones acerca de la cartelería, cerramiento e inmatriculación de la Torre Pimentel. A raíz de esta solicitud, la Delegación Territorial de Málaga de la Consejería de Cultura incoó un expediente e instó a informar sobre el impacto y grado de contaminación visual sobre el monumento; su fecha, identidad y datos de los promotores de las instalaciones y actuaciones.
data:newerPageTitle data:olderPageTitle