Torremolinos acoge la candidatura del espeto como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de la UNESCO

Una guía ilustrada en español e inglés titulada ‘El espeto de Málaga en 20 respuestas’ pone en valor esta especialidad señera de la gastronomía de la Costa del Sol

Torremolinos ha sido hoy escenario y testigo de la unión de las distintas administraciones públicas de la provincia: Junta de Andalucía, Diputación Provincial, Mancomunidad de Municipios, ayuntamientos, organizaciones empresariales y empresas de restauración de la firma del documento de adhesión a la candidatura de la declaración del tradicional ‘espeto de sardina’ malagueño como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO.

La iniciativa, que parte de las asociaciones Marbella Activa y Carta Malacitana, se acompaña además de la edición de una guía ilustrada ‘El espeto de Málaga en 20 respuestas’, que se ha presentado hoy y que pone en valor la historia, el producto, el arte, el utillaje y los secretos de la cocción a la brasa de este plato típico malagueño.

Los chiringuitos, elementos de singularidad turística
Ortiz ha destacado la capacidad de la actividad turística de unir a administración y al sector privado en el “interés común por desarrollar iniciativas y acciones conjuntas que refuercen la competitividad de la Costa del Sol” en los mercados. En este capítulo ha enmarcado de forma muy especial el rol de los chiringuitos en “la oferta y singularidad turística de la provincia de Málaga”, instalaciones “que contribuyen de forma decisiva a poner en valor las tradiciones gastronómicas malagueñas y muy especialmente el papel del espeto”.

“Si duda, los chiringuitos aportan un valor diferencial y son determinante en la fidelización de nuestros turistas”, ha asegurado el alcalde de Torremolinos. “Contribuyen también, sin duda alguna, a que la Costa del Sol registre el número de turistas que registra cada año y además son motor a través de su actividad de la generación de empleo, actividad económica, y promoción internacional”, ha añadido.

Además de la firma del protocolo de adhesión a la candidatura del espeto de sardina como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, Ortiz ha comprometido el apoyo de la institución que preside a la divulgación de cuantas iniciativas se desarrollen en el marco de esta iniciativa.

“Ese valor singular que nos aporta el espeto a nuestra gastronomía contribuye a que nuestra ciudad y la Costa del Sol tengan una identidad propia en los mercados turísticos internacionales”. “Una administración tiene que procurar cuidar, trabajar, proteger y promocionar el patrimonio histórico que tiene, no solo en lo cultural sino también en lo gastronómico, y de ahí nuestro firme compromiso”, ha recalcado Ortiz.

La Comisión de Cultura del Senado aprobó el pasado mes de febrero por asentimiento una declaración institucional para que la candidatura del espeto de sardinas entre a formar parte de la lista representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de la UNESCO. El chiringuito ‘Los Manueles’ de Torremolinos ha sido el marco de este acto que ha unido a administración, organizaciones empresariales y restauradores.

Presidido por el alcalde, José Ortiz, junto al presidente de Carta Malacitana, Antonio Carrillo, en el acto han estado presentes el delegado del Gobierno de la Junta de Andalucía en Málaga, José Luis Ruiz Espejo; el delegado territorial en Málaga de la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, Francisco Javier Salas; la presidenta de la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Occidental, Margarita del Cid; el diputado provincial José Ramón del Cid; los presidentes de las asociaciones empresariales ACET y CET de Torremolinos, Juan José Vallejo y Adolfo Triguero, el presidente de la asociación de La Carihuela, Miguel Sierra, y otros representantes del mundo empresarial y político, además del presidente de la Asociación de Empresarios de Playas de la Costa del Sol, Manuel Villafaina, quien ha ejercido de anfitrión.
data:newerPageTitle data:olderPageTitle