El Ayuntamiento de Torremolinos anuncia que el nuevo bulevar de la plaza Costa del Sol se inaugurará en diciembre de este año

El alcalde, José Ortiz, ha visitado hoy la ejecución de esta segunda fase de las obras de lo que será “el nuevo centro de centros, el proyecto más emblemático y transformador de nuestra ciudad desde los años 60”

El alcalde de Torremolinos, José Ortiz, ha anunciado hoy que la nueva plaza Costa del Sol se inaugurará el próximo mes de diciembre. El primer edil, acompañado por la primer teniente de alcalde, Maribel Tocón, ha visitado hoy las obras de esta segunda fase de peatonalización de la zona, que ha denominado como “el nuevo centro de centros de la ciudad”. Ortiz ha afirmado que se trata de “el proyecto más emblemático y transformador de la ciudad desde los años 60”, lo que va a suponer un nuevo atractivo no solo para el turista sino también para el disfrute de nuestros vecinos y vecinas”.

El alcalde ha asegurado que “este nuevo modelo de ciudad pensada para el disfrute del peatón no solo se va revalorizar el atractivo del municipio sino que va a suponer además una dinamización y revitalización del tejido comercial de nuestro casco histórico”. En este sentido Ortiz ha asegurado que tras una primera etapa de trabajos en el subsuelo –que se han desarrollado desde enero hasta mayo-, ahora se ha dividido las obras en superficie en tres etapas para “perjudicar lo mínimo a los comerciantes y empresarios de la zona”.

De esta manera, la primera actuación ha consistido en el fresado del área a intervenir para actuar en una primera etapa en la zona comprendida entre la avenida Palma de Mallorca hasta su intersección con calle Cauce. Estos trabajos se desarrollarán entre los meses de julio y agosto. Posteriormente se dará paso a las actuaciones entre calle Cruz y calle Hoyo hasta la avenida Los Manantiales, que se alargará durante los meses de septiembre y octubre. Por último en el mes de diciembre los trabajos se extenderán en la zona central, entre calle Cauce y la avenida de Los Manantiales, justo delante de la casa Doña María Barrabino, que se convertirá en la plaza central de la nueva zona peatonalizada.

Por su parte Maribel Tocón, concejala de Urbanismo, ha incidido en que “las obras avanzan a buen ritmo, cumpliendo con las fechas previstas de manera que esta Navidad estrenemos el nuevo centro Torremolinos, bajo la supervisión del reconocido arquitecto y diseñador del proyecto Salvador Moreno Peralta”. Tocón ha anunciado también que las obras del Bajondillo están “prácticamente terminadas a falta de los últimos remates de iluminación”.

El proyecto de peatonalización de la plaza Costa del Sol y la avenida Palma de Mallorca hasta su conexión con la avenida Isabel Manoja supone una inversión municipal de 2,5 millones de euros. Las obras se están ejecutando en dos fases, una primera de enero a mayo y la segunda hasta su completa finalización en diciembre de 2018.

Una pérgola monumental de 6 metros de altura
El tramo desde la avenida Isabel Manoja hasta la calle Cauce, donde se está actuando en estos momentos, se convertirá en un paseo-salón de acceso a la plaza Costa del Sol mediante la regeneración de los pasajes intermedios con un plan integral de embellecimiento, restauración de fachadas y establecimiento de actividades. Setos, alcorques y zonas de estancia flanquearán el paseo central de forma que la visión de comercios y bares y de sus fachados se vea filtrada por una franja verde, con alineación alternativa de palmeras y naranjos. El tránsito hacia la zona central de este paseo prevé la posibilidad de instalar todo tipo de kioscos, mercadillos, ferias, puestos de flores, exposiciones temporales, y también plazuelas intermedias adornadas por elementos escultóricos.

El espacio central, aledaño a la casa María Barrabino, ganará protagonismo como eje central de la plaza Costa del Sol y espacio de acontecimientos y actividades públicas, que quedará libre y presidida por un grupo escultórico en bronce de Elena Laverón. El proyecto contempla un ajardinamiento más ambicioso, formando pequeñas plazoletas con bancos, macizos florarles, estanques, fuentes y láminas de agua que proporcionan un ambiente agradable.

La huella central de la plaza estará marcada por una emblemática pérgola, de 6 metros de altura y carácter escultórico. La nueva pavimentación de la plaza será de franjas longitudinales de granito blanco sin pulir, alternadas con otras de hormigón visto peinado. El pavimento será resistente, nivelado, agradable a la pisada y antideslizante, permitiendo la coexistencia del peatón y la bicicleta, y con una especial atención a las personas de edad avanzada, movilidad limitada y a los invidentes.
data:newerPageTitle data:olderPageTitle